Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

¿Irse a estudiar a Londres o mejor a Nueva York?

¿Irse a estudiar a Londres o mejor a Nueva York?

Perritos calientes o bollos, café o té, taxis amarillos o taxis negros: es el momento de enfrentar a Nueva York y Londres para averiguar cuál es el mejor lugar para estudiar.

Es cierto, no hay ciudades internacionales más similares entre sí que Nueva York y Londres, y estudiar en cualquiera de las dos ciudades te permitirá sumergirte de lleno en una ciudad cosmopolita e internacional. Sin embargo, si se investiga un poco más, hay diferencias sutiles que pueden marcar de forma importante tus estudios en el extranjero.

Hemos comparado las dos según una serie de categorías para te que sea un poco más fácil responder a la pregunta de un millón de dólares/libras: ¿Dónde debería estudiar? ¿Londres o Nueva York?

VIDA NOCTURNA Y OCIO

Londres y Nueva York están repletas de posibilidades, y no solo durante el día. Cuando el sol se pone, las dos ciudades tienen una oferta de ocio nocturno muy destacada. En las dos puedes disfrutar de distritos teatrales excelentes (Broadway en Nueva York, el West End en Londres), toda la oferta gastronómica que puedas imaginar (e incluso la que nunca habías imaginado) y conciertos de primera. Por lo tanto, ¿qué las diferencia? Es bastante simple, Nueva York es conocida como la ciudad que nunca duerme por una razón. Los bares, restaurantes y algunas tiendas de la Gran Manzana abren hasta altas horas de la madrugada, mientras que en Londres, los bares y restaurantes suelen cerrar a las once de la noche durante la semana.

ESCAPAR DE LAS MULTITUDES

Londres se extiende a lo largo de una superficie mucho más grande que su contraparte estadounidense, esto significa que hay un montón de sitios tranquilos y arbolados para descubrir. De hecho, Londres tiene un sorprendente 40 por cien de espacios verdes en comparación con el 14 por cien de Nueva York. Gracias a esto, es bastante fácil tomarse un descanso del ritmo frenético de la vida londinense paseando por los tranquilos parques reales y plazas. Richmond Park, por ejemplo, tiene casi 1000 acres de zona verde (¡además de ciervos!), y está justo a las puertas de la capital del Reino Unido. En Nueva York está, por supuesto, uno de los parques urbanos más famosos del mundo, Central Park, y tiene una serie de pequeños parques, como Riverside Park y Prospect Park, donde se puede ir en los meses más calurosos del verano.

MOVERSE POR LA CIUDAD

Los taxis, autobuses y el metro en la Gran Manzana son más baratos que en Londres, y su metro opera las 24 horas, todos los días de la semana. El metro de Londres (the Tube) tendrá algunas líneas operativas las 24 horas a partir de septiembre de 2015, pero solo durante los fines de semana. Las dos redes de metro tienen los pros y los contras de viajar en metro por una gran ciudad, es cómodo, pero, a veces, demasiado abarrotado y hace demasiado calor en verano. Es bueno recordar que ambas ciudades son perfectas para caminar, así se descubren esas cafeterías o tiendas de moda poco conocidas y esa increíble arquitectura que hacen que descubrir una nueva ciudad sea tan memorable.

DEPORTES

Desde que se impuso a Nueva York y a París y acogió los Juegos Olímpicos de 2012, Londres se ha convertido en la capital deportiva del mundo. Hay estadios de vanguardia dispersos por toda la ciudad y parece que cada fin de semana se celebran competiciones deportivas de interés internacional. Eso no quiere decir que Nueva York se quede atrás en cuanto a eventos deportivos, es simplemente que Londres tiene más opciones para escoger. Nueva York es la sede de algunos de los equipos deportivos más famosos del mundo; todos se han puesto alguna vez una gorra de los Yankees, los Jets, los Giants o los Knicks, y se han sentido allí como en casa.

GRADOS DE FRÍO

En Nueva York los veranos son calurosos, pero durante el invierno hay abundantes nevadas, mientras que en Londres los veranos son frescos y breves, y en invierno hay una temperatura suave. Puede que el clima del Reino Unido tenga fama de ser terriblemente lluvioso, pero en Nueva York hay más precipitaciones que en su ciudad amiga del otro lado del Atlántico. Sin embargo, si quieres disfrutar de un tiempo veraniego excelente, Nueva York es tu opción, ya que las temperaturas pueden subir de los 30 grados, mientras que en Londres hay una poco prometedora media de 23 grados.

COSAS GRATIS

Londres se distingue por su oferta de cosas gratuitas para hacer, perfecto cuando tienes un presupuesto de estudiante. Ver objetos antiguos en el Museo Británico y en el Museo Nacional de Historia no te costará una libra, ni ver las aclamadas obras de arte de la National Gallery, la Tate Britain o la Tate Modern. Nueva York no puede competir con esa oferta gratuita, pero puedes encontrar joyas alrededor de la ciudad, solo hay que buscar un poco más. Algunos museos, galerías y pequeñas salas de conciertos son gratuitos (o se puede pagar lo que se desee) en días específicos.

DELICIAS

Ambos destinos son un paraíso para los amantes de la buena comida; solo hay que saber buscar, pero no hay que pasar por alto los platos típicos de estas ciudades. El té de la tarde y un jugoso asado de carne para cenar son imprescindibles en Londres, como lo son en Nueva York los perritos calientes, hamburguesas y bagels. Si te fijas un poco más, descubrirás una gastronomía internacional, puestos de comida callejeros que venden cosas deliciosas y chefs innovadores que crean en su cocina sabores deliciosos que no se encuentran en ningún otro lugar.

EL MUNDO EN UN SOLO LUGAR

Nueva York y Londres son símbolos de la diversidad; ambas ciudades tienen unos 8,4 millones de habitantes, y el porcentaje de residentes nacidos en el extranjero es casi el 40 por cien en cada ciudad. El mundo está aquí, y te dará la bienvenida con los brazos abiertos. Esta diversidad significa que nunca te dejarán de sorprender los siempre cambiantes y eclécticos barrios, comida y oferta de ocio nocturna, y que siempre te sentirás como en casa.

Comienza un curso de idiomas con EFAprende más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes