Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Charlas EF: Rita, una experimentada anfitriona de EF, nos habla sobre el arte de las cálidas acogidas

Charlas EF: Rita, una experimentada anfitriona de EF, nos habla sobre el arte de las cálidas acogidas

Conocimos a Rita en su casa en Brighton, Inglaterra. Con su mirada amable y su alegre carácter es la perfecta anfitriona para ser familia de acogida en Brighton, Rita nos hizo sentir bienvenidos desde el momento en que atravesamos la puerta, y nos ofreció de inmediato una taza de té. «Siempre estoy tejiendo, juguetes y ropa de bebé», nos dice alegremente mientras nos trae las tazas de té, apartando lo que está tejiendo a un lado.

 

Su casa era igual de acogedora. Las paredes están adornadas con infinidad de fotografías de los estudiantes extranjeros a los que ha alojado a lo largo del tiempo, fotografías de fiestas de cumpleaños, días en la playa y fiestas de té que demuestran su dedicación y compromiso para dar la acogida más cálida posible a los estudiantes que se alojan en su casa.

 

Para saber más sobre el arte del hospedaje y qué ha aprendido de esta experiencia, dimos un sorbo a nuestro té y empezamos a hacerle preguntas.

 

Gracias por recibirnos, Rita. Empecemos por el principio: ¿qué hizo que empezase a acoger a estudiantes extranjeros?

 

Aunque trabajo a tiempo parcial, no dejaba de preguntarme de qué manera podía hacer algo de dinero extra. Un amigo me sugirió que alojase estudiantes extranjeros, y así es como empecé. A lo largo de todo este tiempo, he conocido a muy buena gente y he hecho nuevas amistades. Además, de vez en cuando los estudiantes me escriben o se ponen en contacto conmigo.

¿Cómo recibe a los estudiantes cuando llegan?

 

Cuando los estudiantes llegan, me presento y les enseño su habitación. Siempre les digo que pueden bajar y servirse lo que quieran de la cocina. Mientras vivan aquí, no es necesario que me pidan comida o bebida.

Si no conocen a ningún otro estudiante que les enseñe esto, les acompaño a la escuela, para que aprendan por dónde se va y no se equivoquen de autobús.

 

Eso es muy bonito, debe de tener muy buenos recuerdos de los alumnos que han estado aquí. ¿Cuánto tiempo hace que es anfitriona?

 

Han pasado más de tres años, y he alojado a más de 80 estudiantes durante esos años. No tengo ordenador, así que mantengo un registro de todos los que han venido aquí en una carpeta, es un registro ordenado de los estudiantes que se han alojado en mi casa, y me sirve cuando vuelven de visita, así recuerdo quiénes eran.

 

¡Vaya! ¡Es impresionante! Y esta fotografía que hay en la pared detrás de usted, ¿son algunos de los estudiantes a los que ha acogido?

 

¡Sí! El año pasado, la escuela celebró una tarde de puertas abiertas y coincidió que era el día de mi cumpleaños. La escuela me invitó a ir y fue una tarde muy agradable, conocí a muchas otras familias de acogida de Brighton. Les dije a mis estudiantes que iba a pasar la tarde fuera y, cuando volví a casa, las chicas que se alojaban aquí (de Corea del Sur, Francia y Japón) ¡no me dejaban entrar en casa! Una de las chicas decía: «¡No puedes entrar, no puedes entrar!». Después de unos veinte minutos, salieron cantando el cumpleaños feliz y, cuando entré en casa, habían preparado una fiesta de cumpleaños con té y había globos por todo el suelo. Fue una sorpresa muy bonita.

Maravilloso. ¿Qué opinan de Brighton los estudiantes extranjeros?

 

¡Les encanta! Cuando llegan a Brighton no se pueden creer todo lo que hay para hacer aquí. Sobre todo si proceden de zonas rurales, aquí hay mucha oferta para los estudiantes y una gran vida nocturna.

¿Mantiene el contacto con sus estudiantes cuando se van?

 

Sí, todavía sigo en contacto con algunos de los estudiantes. De cuando en cuando me envían mensajes o cartas.

Una chica de Suiza tuvo un bebé recientemente, así que tejí un poco para ella y le envié ropa para el bebé: una manta y una chaqueta y un gorro. ¡Ayer recibí de ella un paquete lleno de dulces para mi cumpleaños!

 

¿Qué es lo que más suele cocinar para los estudiantes que aloja?

 

Los estudiantes suelen llegar a casa a las siete de la tarde. Procuro cocinar algo diferente cada día, shepherd’s pie o lasaña, por ejemplo. Me gusta que cenen caliente cada noche y me encanta cocinar.

Normalmente tienen deberes después de cenar, así que yo me siento en el salón a tejer.

¿Están nerviosos cuando llegan?

 

Tuve a una chica de Francia, en septiembre o en octubre, que estaba muy asustada al principio, pero en cuanto me senté a hablar con ella se empezó a relajar. Cuando la conocía un poco mejor, me contó que era la primera vez que estaba lejos de su familia y que estaba muy asustada y no estaba segura de si le gustaría esto o la escuela. Por suerte, pronto empezó a sentirse a gusto.

 

¿Puede contarnos alguna de sus mejores experiencias?

 

Dos chicos italianos que se alojaban aquí dijeron que querían ir a Portsmouth en su último fin de semana, y me invitaron a ir con ellos.

Me pagaron el billete de tren como agradecimiento, querían llevarme a algún sitio para demostrarme que apreciaban lo que había hecho por ellos. Hicieron un montón de fotos y me las enseñaron cuando llegamos a casa. Al día siguiente, llegué a casa y me dieron un regalo, habían impreso y enmarcado una fotografía para mí y ahora la tengo en la pared.

Este año fui a la escuela EF de Brighton y cuando entré en la oficina todos los que trabajaban allí me saludaron y sabían mi nombre; ¡resulta que en la pared de la escuela de EF tienen esta misma foto!

 

¿Cuál es el periodo de tiempo más largo que ha pasado aquí un estudiante?

 

Seis meses como máximo. ¡Y la semana que viene llegan unos estudiantes que van a estar aquí durante ocho meses!

 

Parece que ha influido en las vidas de los estudiantes que se han alojado con usted.

 

Yo también he disfrutado mucho. Ha sido una experiencia fantástica para mí y he conocido a muy buena gente durante este tiempo. Siempre tuve animales, pero cuando murió mi último perro me sentía muy sola, por lo que acoger a estudiantes me vino muy bien.

No tengo familia, así que me esfuerzo al máximo para cuidar a los estudiantes, como si fueran de mi propia familia. Cuando tu hijo o tu hija se va al extranjero, te gustaría que recibiese un buen trato.

 

¡Ha sido un placer conocerte, Rita! ¡Muchas gracias por compartir con nosotros tus experiencias!

 

¡Gracias por venir! ¡A mí también me ha encantado conocerlos!

Conoce másAquí

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Idiomas