Perspectivas sobre la formación de idiomas para empresas

Microaprendizaje: qué es y por qué debería importarte

¿Recuerdas los trabajos mecánicos y repetitivos con los que pasastes horas en el colegio? ¿O tal vez a aquel formador corporativo en aquella sala de conferencias aburrida en el trabajo? El concepto de microaprendizaje del que tanto se habla hoy, era entonces inexistente.

Estos entornos de aprendizaje han sido reemplazados por el espacio digital y ahora están llenos de plataformas de aprendizaje impulsadas por IA y entornos de aulas virtuales. El aprendizaje es omnipresente.

Probablemente, para la mayoría de nosotros no nos damos cuenta de que aprender está a solo un clic de distancia. Cuando no sabemos algo, carecemos de información o simplemente tenemos curiosidad, a menudo nos dirigimos a Google:

 

Tendemos a buscar este tipo de información clara, corta y directa todos los días. Queremos una respuesta que sea precisa y relevante, y la queremos ahora. Este estilo de aprendizaje se ha convertido en una parte tan intrínseca de nuestra forma de trabajar que apenas nos damos cuenta de que es una forma de aprendizaje. En una cultura impulsada por la inmediatez y la demanda de información rápida, relevante y atractiva, la digitalización del mundo del aprendizaje tiene mucho sentido. Sin embargo, la razón por la cual esta forma de adquisición de conocimiento es tan atractiva tiene sus raíces en la construcción física de nuestros cerebros y procesamiento.

Aprender algo rápidamente, en pequeños pedazos, es una pieza clave del futuro del aprendizaje y un comportamiento heredado. La instrucción tradicional se realizó a escala macro. La escuela y la universidad son ejemplos de esto: largas horas de estudio dedicado casi a diario. El macroaprendizaje es efectivo si tiene tiempo, pero una vez que ingresamos al mercado laboral, la gran mayoría de nosotros ya no tenemos la capacidad de dedicar bloques de tiempo constantes de varias horas para estudiar.

Da el paso al microaprendizaje:

Esta es la noción de que el aprendizaje gira en torno a piezas de información cortas y digeribles que deben aprenderse y aplicarse de inmediato. Una plataforma de microaprendizaje bien diseñada es fácil de buscar, contiene una gran cantidad de formatos de contenido y las personas pueden seleccionar su propio viaje de aprendizaje. ¿Por qué ha explotado este tipo de aprendizaje en los últimos años? Porque es accesible para dispositivos móviles, no requiere mucho tiempo y se integra fácilmente en nuestros horarios. Esto coincide con nuestra cultura digital de “a demanda”.

Pero, ¿por qué nos gusta aprender de esta manera? Bueno, muy simple, nuestros cerebros están conectados para eso. La capacidad de atención humana es corta, y se ha hecho aún más corta por la facilidad de acceso a la información. Estamos transfiriendo menos de nuestros recuerdos a corto plazo a largo plazo porque sabemos que podemos hacer una búsqueda rápida en Google si lo olvidamos. Para que nuestros cerebros conviertan con éxito la memoria a corto y largo plazo, debemos comprometernos, interesarnos y repetir lo que estamos tratando de aprender. El contenido breve y dinámico que se adapta a las necesidades específicas y que se puede acceder a todas partes mantiene interesados ​​a los alumnos.

Este formato los alienta a acceder y volver a acceder a la información, lo que permite al cerebro registrar estos datos como importantes y dedicarlos a la memoria a largo plazo, en lugar de liberar espacio para nueva información. El aprendizaje automático y la inteligencia artificial han ayudado a mejorar la calidad de los cursos de microaprendizaje, generando contenido exacto y comentarios en el momento, brindando a los empleados oportunidades de aprendizaje específicas cuando más lo necesitan.

El equipo de formación corporativa puede y debe promover el microaprendizaje en sus campañas, especialmente cuando se trata de programas de formación en idiomas. El lenguaje se aprende mejor a través de la aplicación práctica y el microaprendizaje está específicamente diseñado para brindar a los alumnos la información vital que necesitan en el momento, haciendo que el aprendizaje sea cíclico: aprender, aplicar, aprender más, aplicar más. Esto significa que, como profesional de aprendizaje y desarrollo corporativo, de recursos humanos o de talento, puede centrarse en definir resultados de aprendizaje específicos en lugar de objetivos genéricos y amplios.

Para aquellos en el espacio de aprendizaje corporativo, debemos tener una visión de futuro y ayudar a facilitar el acceso a las oportunidades de microaprendizaje, presentando a los estudiantes opciones fáciles de navegar para encontrar material relevante rápidamente para alentar el aprendizaje. Recuerda, no necesita quince opciones para aprender a subir una escalera, solo necesita un ejemplo claro y preciso.

Toda la escuela virtual de EF está llena de oportunidades de microaprendizaje con las que los empleados pueden participar en cualquier momento y en cualquier lugar. Todas las lecciones están en formato pequeño y fáciles de digerir para mantener nuestro aprendizaje motivado y acelerar su progreso.

Explora nuestros programas de formación Descubre más

Comparte este artículo