Perspectivas sobre la formación de idiomas para empresas

La motivación importa

Los líderes empresariales de hoy en día quieren trabajar con los mejores talentos, y quieren que sus empleados inviertan tiempo en su formación y desarrollo profesional de forma continua. La mayoría parece pensar que los empleados son los únicos responsables de motivarse a si mismos para realizar los programas de formación, como sería el caso de inglés para empresas.

Nuestro informe, Decoding Motivation, desafía esa idea. La motivación de los empleados es un tema tan complejo que debe ser abordado activamente a escala organizativa. Pero, ¿cómo se puede motivar a los empleados sin desaprovechar oportunidades de formación?

Esto es lo que los líderes empresariales pueden hacer para motivar a los empleados y sacar el máximo provecho de su trabajo.

1 – “Siempre dinámico”

Las necesidades de los estudiantes cambian a medida que progresan en su formación, así que asegurate de adaptar tus estrategias motivacionales para reflejar estas necesidades cambiantes. Al principio, trata de motivarles con los beneficios personales de la formación, y más tarde podrías estimularlos con un sistema de recompensas. Cuando el final se esté aproximando, asegúrate de que cuentan con todo el apoyo que necesitan para llegar a la meta.

2 – Interesate en todo momento

No abandones a los empleados después del lanzamiento inicial. Mantener el compromiso con los participantes asegurará que la participación no disminuya a partir de la emoción inicial. Las recuperaciones periódicas inspirarán el progreso y también servirán como una oportunidad para abordar cualquier preocupación.

3 –Compatibilidad de la formación con el horario de trabajo

Puede ser un desafío para los empleados emplear tiempo de sus ocupados horarios para dedicarse a la formación. Una planificación minuciosa puede ayudar a asegurar que las demandas de formación no tengan un impacto perjudicial en el equilibrio entre la vida laboral y personal de tus empleados.

4- Proporciona un buen ambiente de aprendizaje

Piense en dónde estudiarán tus empleados. Un ambiente de oficina abierto puede no ser propicio para el estudio efectivo. Piensa “con otro enfoque” y prueba entornos no necesariamente asociados con la formación.

5- Crear una cultura que permita realizar los beneficios de la formación

Permitir que tus equipos apliquen las habilidades recién adquiridas puede motivarles. Proporcionarles oportunidades para poner en práctica su aprendizaje y observar los resultados. La aplicación de la formación es clave tanto para el individuo como para la empresa.

6- Adaptar la motivación en función del mercado

Existen grandes diferencias en las estrategias de motivación utilizadas entre países y es importante reconocerlas y adaptarlas a cada mercado.

 

Para obtener información global sobre cómo motivar a los empleados durante un programa de formación corporativo (como de inglés para empresas), descargue nuestro report “Decoding Motivation”.

Encuentra los motores de la motivación en tu empresa Descubre más

Comparte este artículo