Perspectivas sobre la formación de idiomas para empresas

Herramientas de estudio vs. Escuelas

No puedes aprender matemáticas con una calculadora o un compás, y no puedes aprender a construír una mesa con un martillo o un destornillador. Entonces, ¿podrías aprender un idioma de un diccionario o de un traductor on-line? Cuando se trata de aprender idiomas, se necesita mucho más que una herramienta de aprendizaje. Se necesita una escuela, la mejor que se pueda tener.

Puede parecer sentido común, pero en el aprendizaje y desarrollo corporativo, el mercado está siendo inundado con herramientas. Algunas de estas herramientas de e-learning son modernas, de alta tecnología y de vanguardia. Pero tienen sus límites y no logran satisfacer las necesidades de aprendizaje de idiomas de los estudiantes.

Dentro de una escuela se pueden encontrar muchas herramientas. En el ámbito del aprendizaje corporativo de idiomas, estos pueden incluir traductores on-line, diccionarios, guías gramaticales y flashcards. Sin embargo, para un programa integral de formación lingüística en una empresa global, debe haber mucho más que eso para lograr resultados y tener un impacto positivo en el negocio.

Piensa en los entornos en los que has aprendido algo realmente efectivo.

¿Era una escuela? ¿El contenido estaba actualizado y era relevante para ti? ¿Hubo maestros que te guiaran y te ayudaran? ¿Hubo asesores que apoyaran su experiencia? Lo más probable es que tuvieras metas claras y recordatorios de estudios. También tuvo acceso a recursos y a una comunidad de estudiantes y oportunidades para practicar lo que había aprendido en tiempo real.

Las empresas a menudo encuentran proveedores para la enseñanza de idiomas – aquí te dejamos una guía sobre como elegir a tu proveedor de formación de idiomas – que proporcionen herramientas de aprendizaje electrónico para intentar aprender un idioma. Desafortunadamente, después se dan cuenta de que se necesita mucho más.

Una herramienta de e-learning puede proporcionar el aprendizaje de idiomas hasta cierto punto, con limitaciones: incapacidad para adaptar las lecciones a las necesidades de los estudiantes y de las empresas para alcanzar sus objetivos, falta de interacción con los profesores y lentitud en los resultados, por nombrar sólo algunas.

En EF, invertimos en nuestras plataformas, contenido y tecnología para facilitar a los estudiantes de idiomas corporativos el acceso a una escuela. En nuestra opinión, la tecnología no es el fin, sino el medio para alcanzarlo. La visión de EF del futuro del aprendizaje es una en la que los estudiantes y los profesores pueden interactuar de forma constante, donde el aprendizaje está hecho a medida y sea equiparable y práctico para la vida real. Utilizando también los últimos hallazgos de líderes académicos para crear una escuela basada en la nube, móvil, flexible e innovadora.

En el mercado del aprendizaje de idiomas corporativo, si un proveedor te dice que no necesitas profesores, va a ser muy difícil conseguir sus metas de aprendizaje. En su lugar, pregunta si tus empleados tendrán una escuela en la que aprender, crecer y prosperar.

Lleva tu entrenamiento al siguiente nivel Descubre más

Comparte este artículo