Perspectivas sobre la formación de idiomas para empresas

¿Ofreces una experiencia del empleado consistente globalmente?

Las personas son el mayor activo de una organización. Sin embargo, la experiencia del empleado no siempre recibe la atención que merece. Si deseas atraer y retener empleados a escala internacional, el desarrollo de políticas coherentes resultará invaluable.

¿Su experiencia del empleado se ha desarrollado durante toda las fases del ciclo de vida del empleado?

La experiencia del empleado debe ser desarrollada en el proceso de contratación, durante su tiempo de trabajo en la empresa y también cuando abandonan la empresa. Cada interacción que un individuo tiene con una organización juega su propio papel en la experiencia del empleado y, por lo tanto, es significativa. Puede ser influenciada por todo, desde la marca hasta la cultura de la organización y la disponibilidad de oportunidades de desarrollo.

Si bien garantizar que esta experiencia sea coherente en toda la empresa es relativamente sencillo para las empresas con sede en un solo lugar o país, es un reto mucho más complicado para aquellos que operan a través de múltiples localizaciones o internacionalmente. En este caso, las diferentes culturas, estilos de gestión y formas de comunicación tienen su propio impacto en la experiencia de alguien en la empresa.

Por tanto, para que las personas sientan realmente que están trabajando para una organización única con valores, una misión y una visión en la que pueden participar, es importante que exista un equilibrio entre la supervisión desde las oficinas centrales y la flexibilidad local. Por ejemplo, es fundamental garantizar que las comunicaciones centralizadas sean claras y coherentes para todos los empleados. Pero también que los gerentes de cada país tengan la autonomía para tomar decisiones relevantes para sus localizaciones.

Gran parte de este proceso implica confianza al permitir que las personas asuman la responsabilidad de sus propios resultados. Pero tomarse el tiempo para establecer prioridades corporativas y lo que es alcanzable tampoco es un inconveniente a la hora de establecer expectativas significativas.

Los cursos de formación internos como los de inglés para empresas pueden resultar útiles para proporcionar pautas consistentes en todo el mundo y apoyar a los gerentes en el desarrollo de las habilidades blandas vitales para promover el compromiso del personal.

Las encuestas de satisfacción de los empleados también pueden resultar valiosas para ayudar a una organización a entender lo que hay que mejorar y resaltar las inconsistencias en diferentes regiones. Se crean grandes experiencias cuando los responsables del capital humano en la empresa se toman el tiempo para considerar las necesidades de su personal actual y futuro a través de cada etapa del ciclo de vida de los empleados.

 

Para descubrir como lo hace EF échale un vistazo a este artículo escrito por nuestro director de cultura, Ming Chen 

Comparte este artículo